Gracias, a todas las instituciones que nos apoyan económicamente o con sus actividades probono y donaciones en especie y aquellas que siguen confiando en nosotros cada año contratando nuestros productos o servicios.

También a quienes han incorporan a personas con discapacidad intelectual en sus plantillas o participando en nuestros voluntariados, mercadillos y talleres de sensibilización.